Ponentes 2011

Azuzena Vega

Por definición, el interés individual es divergente. Algunas personas se mueven por prestigio. Otras están mot vadas por la prosperidad. Innumerables líderes están motivados por el ejercicio del poder. Lo que nos motiva a las personas a título individual es, por definición, divergente. Sin embargo, el interés de un equipo quizá pueda ser convergente. A esto los técnicos le llaman singergia. Yo prefiero la palabra eficacia. En mi opinión, si hay equipo, la eficacia está casi asegurada. Si no hay equipo, la eficacia es casi inalcanzable. Esta es la magia de los equipos. En nuestras empresas el ego individual campa a sus anchas y se impone en una moral de corte primitivo en la que parece que el yo está necesariamente reñido con el nosotros y mi ganar va frontalmente en contra de nuestro ganar y pasa por tu perder. Podemos ejercitar el ganar-ganar. Yo gano y tú

Ponentes 2011