Ponentes 2011

Luis Rojas Marcos

En España la esperanza de vida de las mujeres es muy alta, la tercera del mundo. Yo tengo una teoría, aunque no se ha comprobado: creo que es porque la mujer en España habla mucho. Un amigo mío, Valentín Fuster, jefe de cardiología del hospital Mount Sinai de Nueva York, siempre dice que hablar es bueno para el corazón. Yo estoy de acuerdo con él. Es bueno para el corazón y para el alma. Las personas que hablan más suelen vivir más. ¿Por qué? Porque al poner palabras a tus pensamientos o a tus sentimientos, reduces la intensidad emocional de lo que sientes. Y si lo que uno siente es miedo, confusión o terror y puede ponerle palabras, se va a sentir mejor y el corazón también va a funcionar mejor.

Ponentes 2011